Abril del 2010

La China familiar

Por Mali he Baqi - 21 de Abril, 2010, 9:10, Categoría: Viajes

Hola de nuevo!

Después de tanto viaje y tanto "descansar" os queremos contar como fue el viaje con nuestras familias por China.
(26 Marzo de 2010 a 9 de Abril de 2010). Los sitios que visitamos fueron los que consideramos más importantes y que uno no se debería perder si hace un viaje a China de entre 10 y 15 días. A ver si con esto, los que nos leáis y no hayas venido, veis un poco todo lo que desde aquí podemos organizaros y os animáis a conocer China. Durante nuestro viaje, como ya dijimos, visitamos 4 ciudades: Shanghai, Xi'an, Pekin y Hangzhou. Aunque en total éramos 10 personas, conseguimos (a veces con dificultades) llegar hasta todos estos sitios.



Día 1.
A media tarde llegó la "Cofradía del Dragón Rojo" hasta Shanghai. Este es el nombre del grupo con el que viajamos y que nos llevó hasta salir en el Telediario de Antena 3. Aunque no quedaba mucho día por delante y se notaba el cansancio de los viajeros, nos acercamos (después de dejar las maletas en el hotel) hasta la calle principal de Shanghai (Calle Nanjing) a ver los famosos edificios del Bund y los altos rascacielos iluminados de la otra orilla del río. Con esto pudieron tener una visión de lo más típico de Shanghai. Esta noche regresaríamos pronto al hotel a descansar que el día siguiente sería largo.  



Día 2.
Aunque por lo general nos hemos movido en taxis (3 para cada desplazamiento), comenzamos la andadura por China cogiendo el metro, que por cierto, en Shanghai está muy bien organizado, y llegamos hasta la zona de los rascacielos. Subimos hasta el más alto (Shanghai World Financial Center) para ver una genial panorámica de la ciudad. Lo que también pudimos ver es que ese mismo día se abrió al publico el paseo del Bund, el cual estaba en obras para la Expo que comenzaría el dia 1 de Mayo. Así que decidimos que al atardecer nos acercaríamos a inaugurar el nuevo paseo. Después de andar entre gigantes cruzamos el río en "barco urbano" el cual casi nos hace caer a todos al agua al atracar en la otra orilla. Desde aquí fuimos hasta la zona antigua y jardin de Yuyuan donde comimos y tuvimos un rato de callejear y andar entre las tiendas. Por la tarde volvimos al Bund y paseamos entre miles de chinos que, como nosotros, no querían faltar a esta inauguración. Llegamos hasta la bocacalle de la calle Nanjing y fuimos recorriéndola hasta llegar a la Plaza del Pueblo (RenMin Guangchang) donde terminamos el día.
De esta manera finalizamos la visita a Shanghai.


Manzaiergui Manzaiergui

Manzaiergui

Manzaiergui

Día 3.

A primera (primerísima) hora de la mañana cogimos un vuelo con destino Xi'an. Fue una pena, contemplar mientras aterrizábamos, que en Xi'an estaba lloviendo. Aunque por suerte era una lluvia débil. Dejamos las maletas en el nuevo hotel y fuimos a comer. Para aprovechar mejor el tiempo durante el viaje intentamos que las horas de las comidas y cenas se acercaran a las de china (12.00 hora de la comida, 18.00 hora de la cena). El mayor atractivo de lo que es la ciudad es el barrio musulmán y su mezquita. Allí nos metimos en la famosa callejuela donde cada puesto esta repleto de suvenires muy interesantes. Tuvimos la suerte de que no había casi gente así que anduvimos tranquilos. Visitamos la mezquita la cual muestra perfectamente la coexistencia del mundo árabe y el chino. A la salida del barrio musulmán por la parte sur, se encuentran las Torres de Tambor y de la Campana, de las cuales visitamos únicamente la del Tambor por falta de tiempo. A continuación fuimos a cenar y seguidamente asistimos a un espectáculo de música y danza de la dinastía Tang, donde vimos bailes con vestidos preciosos y instrumentos musicales con nuevos sonidos para nosotros. Por la noche, los que aun tenían fuerzas, fuimos hasta la zona de las murallas donde vimos el ejercicio típico de cada día hacia las 8 o 9 de la tarde, que consiste en grupos de personas bailando una misma coreografía en espacios abiertos. La muralla se veía bonita con su iluminación y faroles rojos.

Manzaiergui

Manzaiergui

Manzaiergui

Manzaiergui

Manzaiergui

Día 4.
Este día estaba destinado a visitar los famosos Guerreros de Terracota lo cual consideramos una visita imprescindible si se viaja a China. Antes de visitarlos, el viaje organizado nos llevó hasta un museo donde se mostraba cómo se fabricaban los pequeños guerreros de Terracota para suvenir y alguna cerámica y artesanía típica de la provincia de Xi'an. Así que gracias a esta "parada" creció considerablemente las ganas de llegar a ver a los verdaderos Guerreros.

Una vez allí dispusimos de varias horas para ir viéndolos con la tranquilidad que se merecen. De vuelta en Xi'an ciudad nos apresuramos a buscar un supermercado donde compraríamos la cena y el desayuno del día siguiente, ya que nuestro alojamiento para esa noche sería un "tren litera" con destino Pekin. Pero antes de ir a la estación de tren no quisimos perdernos un pequeño paseo en carricoche por encima de la muralla.

Con problemas para coger taxi que nos llevara a la estación de tren, algunos de nosotros pudimos experimentar la verdadera China montados encima de unas "moto-taxi". Indescriptible.

Lo que si todos pudimos experimentar es otra verdadera china. La China de una estación abarrotada. También indescriptible. El tren partió a las 8 de la tarde y no llegaría a su destino Pekín, hasta las 8 de la mañana. Por suerte, los trenes de China están muy bien y un viaje tan largo (algo normal aquí) se puede hacer cómodamente en compartimentos de 2 literas muy bien dispuestos.



Día 5.
A primera hora de la mañana del quinto día llegamos a Pekín y como no había tiempo que perder, dejamos las maletas en el hotel y nos dirigimos rápidamente a uno de los mayores sitios de interés de la ciudad. El Templo del Cielo. Allí nos encontramos con los jardines interiores repletos de grupos de gente tocando música, cantando, haciendo ejercicio, bailando... algo muy típico de cualquier parque de China pero que sin duda llama mucho la atención. Despues de una tranquila visita, en uno de los lados del recinto hay un gran centro comercial llamado Mercado de las Perlas. Aunque, evidentemente, puedes encontrar perlas de todo tipo también venden calzado, ropa, bolsos de imitación de marcas conocidas, y sin duda es el mejor sitio (que nosotros conocemos) para comprar los mejores relojes al mejor precio. De este sitio no olvidaremos a nuestro gran amigo Peter Ping, con el que por cierto, nos encontramos otro día en esta gran ciudad de 14 millones de habitantes. Hacia la media tarde nos dirigimos a la famosa calle de Wangfujing donde nos detuvimos un rato a ver las típicas tiendas (internacionales) de los centros comerciales que hay a lo largo de ella. También nos metimos en el pequeño callejón donde vendían (y probamos) los pinchos morunos de escorpión. Para la hora de la cena fuimos a la famosa calle perpendicular a  Wangfujing donde se colocan cada noche decenas de puestos de pinchos o tapas chinos y de cosas como serpiente, estrella de mar, saltamontes, escarabajos de agua, ciempiés, etc. Todo delicias. De vuelta en el hotel, nuevamente, los que aun nos quedaba un poquito de fuerzas fuimos a la zona de los lagos cerca del hotel. Aquí se encuentran tiendas interesantes y muchos bares.



Día 6.
Este era el gran día. A pesar de estar organizado casi desde 2 meses antes, las cosas salieron mejor de lo esperado. Este era el día de la visita a la Gran Muralla China. Aunque nosotros (Patxi y María) ya habíamos estado un par de años antes en todos estos sitios que estábamos visitando, la visita a la Muralla China era algo muy esperado para nosotros. La vez que estuvimos la intensa lluvia y la espesa niebla no nos dejó ver a mas de 10 metros de donde estuviéramos. Aunque estar en la Gran Muralla ya es especial, llueva o no, poder contemplarla en un día despejado, serpenteando por la montaña es algo increíble que nosotros antes no pudimos ver. Por suerte para nosotros esta vez iba a ser diferente. El día comenzó con un sol radiante y una visita a las Tumbas Ming. Fue una visita interesante aunque echamos de menos poder entrar en la tumba. Lo cual ahora no esta permitido (desde los juegos olímpicos de Pekin, 2008) pero que antes sí lo estaba y nosotros anteriormente sí pudimos ver. Después fuimos a un taller de Jade donde se hacen joyas y todo tipo de artesanía con esta piedra semipreciosa. También visitamos un museo de medicina tradicional china donde nos diagnosticaron a cada uno (más o menos acertádamente) nuestro estado de salud. Después de la comida llegó el esperado momento, llegamos a la zona de la muralla llamada Badaling, que aunque por una parte es la más turística, la verdad es que la vista de la muralla aquí es fabulosa. Como hemos dicho, a pesar de hacer frío el tiempo era inmejorable, con el aire muy limpio que permitía observar perfectamente la muralla por las montañas de alrededor. De vuelta en Pekín, la cena de ese día fue todo un espectáculo, pero no para nosotros sino para los trabajadores del restaurante que de forma divertida nos observaban nuestras meteduras de pata a la hora de comer en los famosos HotPot. Una pequeña aventura para recordar. Después de la cena nos acercamos en un largo paseo hasta la plaza de Tiananmen, a las puertas de la entrada a la cuidad prohibida.

Día 7.
A primera hora de la mañana partimos hacia la plaza de Tiannanmen, concretamente a visitar el mausoleo de Mao Zedong. Fue una visita rápida (ya que no dejan pararse a observarlo) donde se ve el cuerpo embalsamado del general. Seguidamente fuimos a la ciudad prohibida donde, viendo que portábamos una bandera con el nombre de "Cofradía del Dragón Rojo", unos reporteros de Antena 3 nos hicieron una pequeña entrevista que saldría esa misma noche en el telediario de las 9 con el tema de China como destino turístico en Semana Santa. De la Ciudad Prohibida fuimos a ver la Opera o Teatro de Pekin (el edificio) por su interés arquitectónico y ya que entre nosotros se encontraba un arquitecto. Seguidamente bajamos la plaza Tiananmen atravesando la puerta de Qianmen hasta el "nuevo hutong" donde pasamos el resto de la tarde viendo tiendas, la antigua farmacia y la calle de las antigüedades. Nuevamente, como cada noche, quien tuvo fuerzas se acercó hasta la zona llamada The Place, donde se encuentran algunas de las tiendas más caras de Pekín y donde la plaza central tiene un techo enorme que hace de pantalla.

Pulsa para ver el vídeo



Día 8.
Este día lo dedicamos íntegramente a compras. Fuimos al famoso Mercado de la Seda donde se encuentra todo tipo de imitaciones de ropa, bolsos, calzado... Realmente, con el tema del regateo, comprar en China resulta algo agotador.



Día 9.
Estando nuestro hotel tan cerca de las Torres de Tambor y Campana, aprovechamos a visitarlas. De ahí fuimos paseando por los lagos hasta el parque Beihai. Aquí pasamos un rato mezclándonos entre los chinos adoptando sus costumbres en los parques. Bailamos las coreografías acompañadas de música, volamos cometas de las largas, las diminutas y las grandes, dimos toques con las plumas (queda pendiente explicar este juego). Después tomamos un aperitivo y atravesamos el parque entero. No podíamos pasar por Pekín sin probar el famoso pato laqueado, así que eso fue lo que fuimos a comer ese día. Quedando toda la tarde por delante, algunos decidieron volver a ir a hacer las últimas compras y otros fuimos a la Ciudad  Olímpica a ver el famoso estadio con forma de nido y la piscina. A la vez que el sol iba cayendo las cometas en todo el recinto iban subiendo. Al anochecer volvimos a la zona del hotel donde por las noches hay mucho ambiente con todas las tiendas abiertas y puestos en la calle.



Día 10.
Para 2 de nosotros había llegado la hora de volver, así que cogieron un taxi camino al aeropuerto de Pekín por lo que el numero de personas que seguiamos por China se reducia a 8. A primera hora de la mañana algunos de los que quedamos fuimos a visitar el Templo de Confucio y el Templo de los Lamas que no distaba mucho de nuestro hotel y a mediodía cogimos un avión camino a Hangzhou. Ya en Hangzhou, aunque el tiempo no acompañaba, decidimos aprovechar lo que quedaba de dia y dar una vuelta por el mercado nocturno.

Manzaiergui

Manzaiergui

Manzaiergui

Día 11.
Aunque hoy, nuevamente el tiempo no acompañaba,no podiamos perder el tiempo y visitamos la Pagoda Leifeng situada al sur del Lago del Oeste. El resto del día lo pasamos por el centro de la ciudad, visitando lugares de compras, paseamos por el lago hasta que nos dió la hora de la cena, en la que fuimos, al para nosotros ya conocido, restaurante de estilo  Japonés Teppanyaki.



Día 12.
Tuvimos la suerte de que en este día saliera el sol así que aprovechamos para visitar los principales y más bonitos lugares de Hangzhou. Fuimos hasta la plaza Wushang desde donde subimos hasta la colina que lleva su nombre, donde se encuentra el pabellón que en nuestra opinión, es el más bonito que hemos visto en China. Desde aquí sacamos fotos de de vista de todo el lago y del centro de la ciudad. Pegado a la plaza se encuentra el mercado de los pájaros y flores que visitamos a continuación, pero donde también pueden encontrarse peces, conejitos, todo tipo de ratoncitos... De aquí salimos a la calle Hefang, la que se considera la calle antigua de Hangzhou donde pueden comprarse todo tipo de suvenires chinos. Después de comer, fuimos desde ahí paseando hasta la orilla del lago y cogimos un barco que nos llevaría a la isla SanTanYinYue. Desde allí se puede ver muy bien las "3 pagodas reflejando la luna" que además de ser el símbolo de Hangzhou es la imagen que aparece en los billetes de 1 yuan. Volvimos a coger el barco, pero esta vez hacia la otra orilla del lago, cerca de la isla solitaria donde paseamos e hicimos hora para el espectáculo "Impression West Lake" del director de cine y coreógrafo Zhang Yimou, que se representa en una de las orillas del lago.


Manzaiergui

Manzaiergui

Manzaiergui

Manzaiergui

Día 13.
En este día la mitad del grupo (Patxi y compañía) nos fuimos a Shanghai ya que el vuelo salía muy temprano el día siguiente, y aprovechamos para hacer unas últimas compras y descansar para el largo viaje que les esperaba. Por otra parte, los que nos quedamos  en Hangzhou (María y compañía), recorrimos toda la famosa calle Zhongshan hasta llegar nuevamente a Hefang donde también hicimos las últimas compras. Por la tarde el tiempo empeoró mucho y nos quedamos en un bonito café a orillas del lago.


Manzaiergui

Día 14
Para unos este día temprano terminó su visita a China, y nos consta, que no sin pena tuvieron que cogier el avión de vuelta. Los que aun estábamos en Hangzhou visitamos la plaza central de Hangzhou, Wulin y después de comer fuimos en tren hacia Shanghai, donde a última hora del día cogerían el vuelo de vuelta. Aunque ahora si que ya todos estaban de vuelta, nosotros quisimos tener una última experiencia y cogimos el Maglev, el tren de levitación magnética que alcanza la velocidad máxima de 431 km/h y  en el que nos costó hacer un recorrido de 30 Km en tan sólo 8 minutos.


Manzaiergui Manzaiergui


...Y así fue el viaje que organizamos con tanta ilusión para nuestras familias (y amigos). Esperamos que haya alguien a quien le haya gustado este "tour" y que se anime a venir, que nosotros no tenemos ningún reparo en organizar, dentro de nuestras posibilidades, cualquier viaje por China.

Permalink ~ Comentarios (4) | Comenta! | Referencias (0)

Síguenos

Tu viaje a China:

Lugares visitados...

Nuestro mapa:

También en:


Calendario

<<   Abril 2010  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30