20 de Agosto, 2012

Datong 大同

Por Manzaiergui - 20 de Agosto, 2012, 2:48, Categoría: Viajes

Después de 2 meses en Pekin, este fin de semana pasado hemos hecho nuestro primer viaje de la temporada. Ha sido un viaje de fin de semana a la ciudad de Datong, en la provincia de Shanxi, a casi 400 Km de Pekín (con esto tachamos una nueva provincia visitada en la lista de listas). Aunque parecen muchos más km porque llegar allí te lleva unas cuantas horas más de lo que a priori se puede esperar.



El fin de semana comienza con el sábado a las 00.15 de la madrugada cuando salimos de casa rumbo a la estación de tren. Intentar comprar un ticket el día antes es casi misión imposible y con muchisima suerte (la que nosotros tuvimos) conseguimos comprar ticket para viajar en asientos duros. Al ser el viaje de noche esperabamos hacerlo en cama pero solo nos quedó esa opción o viajar de pie (que tambien es otra opción en China, sea de las horas que sea el viaje). El tren salió a las 02.30 de la madrugada y en nuestros asientos duros (con un ángulo de 89º, es terrible), sin pegar ojo y con todo tipo de olores, humos, comidas y (a más a más :) ) los pasillos llenos de gente tumbada en el suelo viajamos las 6 horas hasta llegar a Datong.


Datong es una ciudad con más de 1 millon de habitantes, que tiene la suerte de estar cerca de varios sitios turísticos importantes del país pero se dice que la ciudad en sí no tiene especial atrativo. Llegamos pues a las 8.30 de la mañana a la estación de trenes, y alli mismo, en menos de 4 minutos teníamos "contratado" un taxi que nos llevaría durante todo el día a los diferentes sitios que queríamos visitar. Tan pronto como llegamos a la ciudad salimos de ella rapidamente en nuestro taxi camino a la primera visita a 60 Km al sur de Datong (hora y media en coche). Lo que pudimos ver de la ciudad en esos pocos instantes es que se estaban celebrando bodas por todas partes. Caimos en la cuenta de que además de ser fin de semana la fecha era 18 del 8. El 8 es el número de la suerte en China porque suena similar a la pasabra riqueza. El numero 1 en cambio suena a la palabra querer. Así que esta fecha es ideal para los chinos. 18 del 8 : querer riqueza, riqueza.


El viaje en taxi hasta nuestro destino fue de los llamados "mejor no mirar" que es lo que piensas cuando vas en un coche en China. Adelantamientos imposibles, curvas a toda velocidad, tramos en dirección contraria... a pesar de ello llegamos al destino: El Monasterio Colgante 悬空寺.




Lo conocíamos de haberlo visto en alguna presentación que circula por internet pero como siempre pasa, en la realidad impresiona más. Como era de esperar estaba abarrotado de visitantes pero la visita por el interior es en fila de a uno así que no se tiene esa sensación de multitud. Resultó ser un monasterio mucho más pequeño de lo que parece pero igualmente era un sitio que teníamos ganas de visitar desde hacía tiempo.








Una hora después estabamos de nuevo en nuestro taxi y de camino a la siguiente visita, a 70 km. Este trayecto también fue un "mejor no mirar" aunque con un par de "chinadas" más. En mitad de la carretera se paró de repente el taxi para ofrecer llevarnos a otro sitio más con su consiguiente subida de precio (super subida). Era inevitable. Es el normal proceder de los chinos, que cuando estás tranquilo y confiado te encuentres de golpe con un "ya nos la quiere liar". Comienza siempre con llamadas por teléfono a nosesabequien pero de repente hablan en dialectos desconocidos para nosotros, así que empiezas a suponer que están hablando de ti y de como organizarte una "chinada". Por suerte, nosotros, aunque no evitarlas, ya las vemos venir así que no solemos caer en ellas. Rechazamos la "oferta" y el taxi siguió adelante. A mitad de camino cogió a 2 personas lo cual también es una pequeña "chinada" ya que tu tienes el taxi "contratado". Resultaron ser una anciana y su hija, hablaban otro dialecto y no parecían haber visto a extranjeros anteriormente. En ese momento y desde hacía mucho tiempo que no nos pasaba, nos sentimos como absolutos extranjeros. Estamos acostumbrados a hablar sin problemas con los chinos pero cuando hablan otro dialecto, la cercanía que tenemos con China (gracias al idioma) desaparece de un plumazo.


Hora y media más tarde llegamos a nuestra próxima visita: Las Cuevas Yungang 云冈石窟. Esta visita, aunque está muy anunciada en Datong, no es de las que más publicidad tienen de China aunque eso le favorece cuando la visitas ya que es un lugar muy bonito y del que se disfruta mucho, a pesar de su desorbitado precio de entrada y exagerado parque y templo (de nueva construcción) previo a la visita . Estas cuevas son obra de los tuoba, las esculturas presentan influencias indias, persas y griegas, que llegaron a través de la Ruta de la Seda. Empezaron a esculpirse en el 460, y sesenta años despues se finalizaron las 252 cuevas, que conforman la colección más antigua de tallados budistas del país.














Con estas 2 visitas y trayectos, nos dieron las 4 de la tarde y volvimos a Datong. Pedimos al taxista que nos llevara a una estación de autobuses ya que aún teníamos que comprar los billetes de vuelta a Pekin para el día siguiente y que en tren hacía dias que se habían agotado. Con suerte pudimos comprarlos para el domingo (el día siguiente) a las tres de la tarde así que, visto ya los lugares que veníamos a ver, nos quedaba una mañana para visitar alguna cosa más.


Sobre las 6 de la tarde y sin pasar aún por el hotel, nos acercamos al centro Datong. Paseamos por lo que es la zona antigua de la ciudad aunque también de nueva construcción. Datong es una ciudad amurallada aunque esta muralla es antigua y de barro pero se ha decidido renovarla y hacerla de ladrillo y de paso construir también unas atalayas y algunas puertas (templos chinos de pasos de muralla). Todo lo que queda dentro de la muralla es la vieja ciudad pero están derribándola toda y construyendo nuevos edificios estilo chino antiguo, calles y plazas peatonales. La verdad es que por lo que se ve, en un par de años (o unos meses, no olvidemos que es China) va a quedar una ciudad amurallada muy bonita. Con calles comerciales de estilo chino y varios templos para visitar. En general nos pareció un ciudad tranquila y agradable.







Alrededor de las 8 de la tarde, ya habiendo oscurecido, cenamos y nos fuimos directos a dormir para intentar recuperar las horas de sueño robadas en el "tren del infierno".


Domingo 6.30 de la mañana, nos levantamos, desayunamos y fuimos a la esquina de una calle, cerca de la estación de trenes donde habíamos descubierto que hay unas viejas y pequeñas furgonetas que te llevan a una ciudad al norte a unos 50 km de Datong, en Mongolia Interior. Nuestro objetivo no era ir a Mongolia Interior, donde ya hemos estado
, sino pararnos un poco antes en un pueblito para hacer otra visita, una muy deseada.


Ahí estaba la furgoneta. Suele haber varias esperando y comienzan el trayecto cuando van vieniendo pasajeros y se van llenando. No cuando se llenan los 11 viejos y pequeños asientos que tienen sino cuando se llena literalmente. Cuando estuvimos 16 en el interior salió de camino. En estos casos es una suerte que el contacto físico entre personas desconocidas en China no tenga mayor importancia, de esta manera, cuando estas espachurrado entre chinos nadie tiene que sentirse incómodo.


Cuando llevabamos casi una hora de viaje, la furgonetilla se paró y: "los extranjeros, habéis llegado a vuestro destino". Bajamos de la furgoneta y esta se fue. Nos encontramos en un camino desierto en medio de la nada. Anduvimos hacia DeshengPu 得胜堡,
un pueblo agrícola con un fuerte amurallado del S. XVI, y el que efectivamente era nuestro destino.
 












Entramos en el pueblo y conversando con un habitante nos indicó el "camino" hacia nuestro principal destino: La Gran Muralla China.

Todos esperaríamos esa gran muralla serpenteante vista en tantas fotos, visitada por unos cuantos de vosotros, también por nosotros... pero esta vez, veníamos a ver otro tramo de esta muralla de casi 7000 Km. Algo que tambien teníamos ganas de hacer desde hace mucho tiempo. A apenas 2 km del pueblo ahí se encontraba. Este tramo separa la provincia de Shanxi con la de Mongolia Interior. Como podréis ver en las fotos que aqui os ponemos, no queda mucho de ella pero eso la hace mucho más auténtica y siendo para nosotros la Gran Muralla el mejor lugar de China, este tramo también lo fue.











Después de andar varios km de ella, era el momento de volver a Datong. Salimos a una carretera con la esperanza de que pasara algún autobus dirección a Datong y efectivamente, en menos de 2 minutos estábamos sentados en el interior de un autobus que paró al vernos caminar por el anden y casualmente había 2 asientos libres :)


Llegamos a Datong a las 12 del mediodía y decidimos ir a ver el templo Huayan 华严寺 en el centro de la zona amurallada y que no pudimos visitar el dia enterior porque ya estaba cerrado. Un templo muy bonito, con una arquitectura diferente, un poco más basto que los que se ven en Pekín por ejemplo. Subimos a una gran pagoda desde donde se puede ver la transformación que esta sufriendo todo el centro de la ciudad.











A las 14.00 nos dirigimos a la estacion, donde un taxi (por orden de no se sabe quién) nos cogio y nos llevó a otra estación donde esperaba nuestro autobús. Supuestamente, en 4 horas estaríamos en Pekín, lo que se convietieron en 8 por, entre otras cosas, una caravana de coches desde 100 Km antes de llegar a Pekín. Una vez llegados a nuestro xiaoqu, comimos debajo de casa los famosos pintxitos que nos encantan y a las 22.00 del domingo por fin estabamos en 127.0.0.1 . Gran gran fin de semana.


Permalink ~ Comentarios (4) | Comenta! | Referencias (0)

Síguenos

Tu viaje a China:

Lugares visitados...

Nuestro mapa:

También en:


Calendario

<<   Agosto 2012  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31